Carreta de recetas

Rescatando la historia a través de la cocina

Monthly Archives: febrero 2014

Receta de ceviche de corvina de Malvina Neufeld

Las recetas heredadas no vienen con medidas. Mi mamá decía échale “a bisele”, es decir, “un poquito” en idish. Yo digo, ¡lo que el paladar resista!

Seguir leyendo

Receta de ponqué de azúcar quemada de Ruthy Klinger

En el “saibó” de Tuluá

Siempre presente en la casa de mi mamá en Tuluá, este ponqué es un recuerdo nítido, pues no faltaba nunca en “el mueble” que no tenía nombre propio, pero que era exclusivo para las “galguerias” (golosinas). Allí, cubiertas con tapas de vidrio para protegerlas de las hormigas, eternas enemigas de  las golosinas en el Valle, reposaban galletas, ponqués y otras delicias de la tradición sefardita, “maduradas” en el cálido clima del Valle del Cauca. “El mueble”; era el buffet del comedor, pero fuera de este nombre “genérico”, tenía varios otros que todos reconocíamos. Mi mamá lo llamaba “el aparador”, Benilda, una empleada, lo llamaba “el saibó”, anglicismo muy usual en el Valle… descubrimos que venía de “side board”, nombre inglés para el mismo o lo que en castizo se llama “la alacena”. Y a propósito, en casa de mis primos Alcalay en Buga, había uno, al que sí decidimos darle un nombre y le pusimos Ambrosio, porque en esa temporada se usaba un horrible jarabe para la tos que era redulce, que se llamaba Jarabe San Ambrosio, y como era tan mentado, se lo pusimos al susodicho mueble para cosas dulces.

Seguir leyendo

La primera historia de Carreta de Recetas

“Nana, el frosting de la torta lleva un chocolate block, ¿cuánto es eso?”

Hace poco estuve visitando a una de mis abuelas en la ciudad donde nací y pasé toda mi infancia y adolescencia. Cuando entré a la cocina y revisé la alacena en busca de ingredientes para preparar una torta me encontré con montones de frascos, paquetes, tarros y bolsas vacíos o incluso con producto que habían vencido hacía más de diez años. Varias de las marcas ya no existen o han cambiado sus empaques y presentación. Cuando me dispuse a hacer la limpieza correspondiente mi abuela me paró en seco y me explicó que muchas de esas cosas le ayudaban a recordar, y no solo en el sentido romántico del tema, sino también a mantener sus recetas con las cantidades como son.

Seguir leyendo